jueves, 28 de febrero de 2008

Leve tremor...

... un labio está descentrado
(indeciso)
Va y viene y así.
¿Los otros rasgos? Inmutables:
inmóviles, fijos, inertes; como dibujados
- o como la pintura donde no supieron insinuar la brisa
que susurra y eleva hojas muertas.
Pero ese labio y su vaivén...
Creo que hace la danza de la lluvia.
¿Será que en ese rostro va a llover?
(¿O será que con paraguas de suave tela
- o mangas de remera -
vendré yo a socorrer?)